jueves, 25 de octubre de 2012

Se perfilan las orientaciones para la nueva evangelización


El Sínodo de Obispos dedicado a la nueva evangelización llegó a la mitad de su camino el 17 de octubre con la relación del cardenal William Wuerl, relator general, que intentó sintetizar las líneas maestras de lo dicho en las intervenciones de los asistentes.

El arzobispo de Washington recordó que en la oración de apertura Benedicto XVI afirmó que saber y proclamar la verdad de Jesucristo es el primero de los dos grandes pilares de la evangelización. El segundo es la caridad: “Sólo cuando vivimos la palabra inseparablemente del amor alcanzamos la evangelización”, dijo Wuerl.

Las siguientes ideas sintetizan la citada relación de Wuerl, cuyo contenido quiere servir de ayuda al coloquio en los grupos lingüísticos (círculos menores), que preparan las propuestas que se presentarán al Papa.

— El debate ha acentuado la participación crucial y vital de todo católico en la misión evangelizadora, lo cual exige la intervención activa de los fieles laicos. Es tarea de todos invitar a la gente a volver a la práctica de la fe. Esto se hace de palabra, pero también y principalmente con hechos y con el ejemplo del modo de vida.