martes, 14 de diciembre de 2010

carta vocacional



Animar la pastoral vocacional
en este año Vocacional con María
Muy queridas hermanas:
Con cuanta alegría hemos recibido este impulso al abrir un AÑO VOCACIONAL CON MARÍA, que nos comunicaba Leonor en su última circular.
En espera del Espíritu se sitúa siempre la Iglesia, a la espera del Espíritu nos colocamos junto a María también nosotras. Como los apóstoles, ahora la sentimos cercana, reuniéndonos en oración, recibiendo el Espíritu transformador que nos abre caminos nuevos. Sí necesitamos el fuego del Espíritu, la luz y la creatividad que nos mueva a ser “altavoces” de su llamada para nuestros jóvenes de hoy.
Queremos estar en línea, conectados…los jóvenes desde su “RED” de facebook buscan expresar sus deseos, sus relaciones, y en la RED necesitan encontrarse con el Gran Pescador de hombres. ¿Cómo hacer que se dé, este encuentro?
Tenemos que buscar todos los medios posibles, tenemos que ser mediación de su llamada; los jóvenes necesitan comprender que Dios los ama, que los necesita, que cuenta con ellos para la extensión de su Reino.
Os invitamos a una oración ferviente y a la reflexión personal y comunitaria.
¿Qué siento que Dios me pide a mí para trabajar en esta dimensión vocacional?
¿Qué sentimos que nos pide Dios a la comunidad?
La Pastoral Vocacional es tarea de todas y cada una. Necesitamos ORAR al Dueño de la mies para que envíe operarios a su mies, a la Iglesia. Os invito a no pasar un día sin haber orado por esta intención; oración privada o comunitaria…pero insistente. Este recurso oracional ,que enviamos, puede ser válido, muchas ya lo conocéis, pero es seguro que teniéndolo en el Oficio divino nos recordará la plegaria insistente, y unidas a la Iglesia.
Ya hemos concluido este año sacerdotal, en el que hemos agradecido y pedido tanto por los sacerdotes; abrimos este año vocacional congregacional con María, y ojalá sea Ella quien nos guíe y ayude en el fortalecimiento de nuestra vocación y en el esfuerzo común por trabajar en la Pastoral Vocacional.
En las Asambleas que hemos tenido en todos los países el Espíritu nos pide una renovación vocacional y una toma de postura.
Todas podemos hacer algo, las hermanas más mayores y a las que el Señor está visitando con la enfermedad, les encargamos de forma particular la oración y el ofrecimiento diario por las vocaciones. Os necesitamos!!!
Todas podemos aprovechar medios y ocasiones, iniciativas antiguas y nuevas para dar en este año un gran impulso a la Pastoral Juvenil Vocacional.
Animamos a los Equipos de Pastoral Vocacional y Equipos Formativos para plantear un programa de acciones y líneas concretas, todas en camino con María.
Ella, se puso en camino para ir a Ain Karen. Pongámonos en camino como Ella, llevemos a Cristo y digamos a muchos “que nos alegramos” en Dios, nuestro Salvador. Seamos como María en el Magníficat, portadoras de ALEGRÍA, de la alegría de seguir al Señor en la Vida Consagrada, de seguir a Cristo en nuestro carisma eucarístico, mariano y misionero. Es desde el testimonio…”el testimonio suscita vocaciones”, nos decía el Santo Padre… ¿recordáis?...

Aquí algunas acciones concretas que nos ayuden a sentir que estamos en comunión de oración y de ilusión!!
· Celebrar a lo largo del año la propia vocación: hacerlo en comunidad, podría ser en adviento con María y el día de la Encarnación, 25 de marzo del 2011 de forma especial. Con María un Sí renovado.
· Celebración mensual de la Eucaristía pidiendo vocaciones para la Iglesia y para la Congregación. Podría ser el día 19 del mes (encomendándolo explícitamente a San José).
· Cada comunidad puede ver de forma concreta, que actuaciones va a realizar y a qué se va a comprometer.
· Tener nuestras comunidades abiertas para que alguna joven pueda compartir, oración, comidas, ocio…no tener miedo e invitar…”venid y veréis”.
· Os sugiero la posibilidad de dedicar la adoración en la noche (las horas que solemos tener), los jueves eucarísticos pidiendo por las vocaciones expresamente, hacer un esfuerzo oracional todas, si podemos llamarlo así, la oración es lo que Jesús nos pide: “orad al Dueño de la Mies que envíe operarios a su mises..”
· Los Equipos Vocacionales vean la posibilidad de hacer alguna sencilla propaganda o aprovechar los medios on line.
· Con María, de su mano, cada mes del año podemos implorar del Padre este deseo, que muchos sientan la llamada y le sigan, para que su Hijo sea conocido. Así en las diversas advocaciones de la Virgen pedir su intercesión.
1. Enero: España: Virgen de las Angustias. Patrona de Granada.
2. Febrero: USA: Virgen de Lourdes.
3. Marzo: Perú: Nuestra Señora de la Merced
4. Abril: Bolivia: Virgen de Copacabana.
5. Mayo: Portugal: Nuestra Señora de Fátima.
6. Junio: Colombia: Virgen de Chiquinquirá.
7. Julio: Angola: Mama Muxima.
8. Agosto: Asia: Ntra. Señora de la Salud.
9. Septiembre: México: Nuestra Señora de Guadalupe.
10. Octubre: Brasil: Nuestra Señora de Aparecida
11. Noviembre: Filipinas: Ntra. Señora de Peñafrancia
12. Diciembre: España: Virgen Inmaculada.
Tenemos esta gran riqueza de rostros en María, nuestra Madre, extendidos por todas las latitudes; así en comunión con todos los lugares, nos podremos unir en la oración; de forma particular pediremos vocaciones para la Iglesia, para la Congregación en los países donde está extendido nuestro carisma y donde aún no ha llegado, pero llegará si Dios lo quiere.
Así en este mes de junio que ya concluye pedimos a Nuestra señora de Chiquinquirá por Colombia, y así sucesivamente cada mes hasta completar el año.
Queridas hermanas todas, en este momento de nuestra historia congregacional estamos llamadas a un “PLUS” de amor, de fidelidad, de esperanza y de alegría!!! El nos sigue confiando lo más grande, la extensión de su Reino, el hacerle presente y hacer que muchos le conozcan y le amen. Que empeñadas en nuestra misión trabajemos por “restaurar” el Rostro de Dios en los hermanos, en el hoy de nuestro Presente.
Contamos con la protección de María Inmaculada, la Gran Misionera y sabemos que Nuestra madre Fundadora nos sigue bendiciendo desde el cielo.
Unidas desde El con todo cariño vuestra hermana Marian Macías


NOTA:
Sería muy bueno que nos enviarais vuestras sugerencias y los programas que realicéis en cada país para celebrar este Año Vocacional con María, nos vamos a enriquecer todas. Animo Él sigue llamando…